Archivos de la categoría depresión

Una terapia génica podría tratar la depresión


Se han utilizado las técnicas genéticas para el diseño de tratamientos para la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson, pero esta es la primera vez que lo intentan con la depresión
Una terapia génica desarrollada por investigadores del Colegio Médico Weill Cornell en Nueva York (Estados Unidos) consigue eliminar los síntomas depresivos, según un trabajo publicado en la revista Science Translational Medicine.
Los investigadores se han centrado en una proteína del cerebro llamada p11 que influye en gran medida en la depresión en humanos. El trabajo muestra que la terapia empleada fomenta los niveles de p11 y revierte la depresión en un modelo experimental. Por ello, los investigadores señalan que una terapia génica dirigida a p11 podría convertirse en un tratamiento para personas con depresión mayor.
La depresión mayor se caracteriza por síntomas múltiples de depresión que persisten durante largos periodos de tiempo y que incluyen pensamientos de tristeza, sentimientos de inutilidad o suicidio y cambios de conducta como alimentación y patrones de sueño anormales.
Estudios previos han apuntado al gen p11 como el responsable de la depresión, mostrando que p11 ayuda a regular la señalización de la serotonina, un componente cerebral ligado al estado de ánimo, sueño y memoria. En realidad, la mayoría de fármacos que toman los pacientes con depresión aumentan los niveles de serotonina.
Los científicos, dirigidos por Michael Kaplitt, muestran que el uso de una tecnología de terapia génica para aumentar los niveles de p11 en la región del cerebro del núcleo accumbens puede inhibir la conducta depresiva en un modelo experimental.
En su experimento los investigadores desactivaron el gen p11 en el núcleo accumbens y observaron que el modelo se comportaba de una forma similar a las personas con depresión. Los individuos eran situados en condiciones estresantes u obligarlos a nadar y de este modo se medía la motivación, una medida estándar de la depresión experimental.
Después utilizaron terapia génica para administrar el gen p11 al núcleo accumbens y restablecer la expresión en los que carecían de la proteína p11. La técnica eliminó al completo las conductas depresivas en los individuos tratados, que se volvieron indistinguibles con respecto a los normales.
Los investigadores examinaron tejido cerebral en pacientes humanos fallecidos, la mitad de ellos con depresión y la otra mitad sin el trastorno. Los resultados mostraron que los niveles de p11 en el núcleo accumbens eran significativamente más bajos en los pacientes deprimidos en comparación con los pacientes control sanos, lo que proporciona evidencias de que la depresión en humanos está vinculada a niveles bajos de p11 en el núcleo accumbens.
Los autores creen que los experimentos en modelos experimentales, combinados con los descubrimientos en el cerebro humano, garantizan el desarrollo de ensayos clínicos para evaluar la terapia con el gen p11 en el núcleo accumbens como un posible tratamiento para la depresión en humanos.

Uno de cada cuatro pacientes con artrosis sufre episodios de depresión o ansiedad, según un estudio español


El estudio se ha presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis, celebrado en Bruselas
El 25 por ciento de los pacientes con artrosis, tanto de cadera como de mano o de rodilla, atendidos en servicios de Reumatología ambulatoria padece episodios de depresión y ansiedad, según un estudio español presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis (OARSI), celebrado en Bruselas.
En este trabajo, que contó con la participación de la doctora Noemí Navarro, del Servicio de Reumatología del Hospital Parc Taulí, en Sabadell (Barcelona), se ha realizado sobre 430 pacientes de 65 años, pertenecientes al área de Sabadell.
En ellos se ha analizado la asociación de trastornos ansioso-depresivos en pacientes con artrosis en comparación con pacientes con tendinitis y otras patologías de partes blandas.
Según ha resaltado esta experta, “el 25 por ciento de los pacientes con artrosis atendidos por los servicios de Reumatología ambulatoria presenta patología de este tipo, mientras que en los pacientes con patologías de partes blandas los casos de ansiedad y depresión sólo se dan en un quince por ciento”.
“Esta investigación ha servido para corroborar la importancia de los procesos depresivos en la artrosis y que es igual de importante tratar tanto estos síntomas como el dolor articular de esta enfermedad reumática”, ha indicado esta investigadora.
“El dolor, que normalmente se presenta al realizar algún tipo de movimiento, hace que poco a poco reduzcas tus acciones para evitarlo. De esta forma, cada vez se van limitando más y más los movimientos de la persona, lo que hace que merme su calidad de vida y afecte negativamente a su estado de ánimo”, apunta.
A juicio de la doctora Navarro, una visión multidisciplinar de Psiquiatría y Reumatología “permitiría efectuar un abordaje mucho más efectivo a este tipo de pacientes”.
La artrosis, una enfermedad provocada por la degeneración del cartílago articular, es la patología reumática más prevalente. En España, esta patología afecta a entre el 25 y el 30 por ciento de los mayores de 60 años.
Según la OMS, se trata de la cuarta enfermedad que más calidad de vida reduce por cada año vivido. Los datos de este estudio destacan la relevancia que pueden llegar a tener los episodios ansioso-depresivos causados por la evolución de un proceso artrósico.