Anticoagulantes y antiagregantes en intervenciones dentales

En los pacientes que se van a someter a una extracción dental, la anticoagulación o la antiagregación se asocian a un riesgo mínimo de sangrado importante, siempre que el INR se mantenga por debajo de 4.5. Mientras que la supresión de estos aumenta el riesgo embólico, sobretodo la primera semana.