La atención sanitaria a las personas con discapacidad funcional fue objeto de análisis el pasado 15 de noviembre, en una interesante jornada celebrada en Vitoria-Gasteiz, con el objetivo de dar a conocer a los médicos de atención primaria, psiquiatras, agentes del sector y sociedad en general, las necesidades diferenciales de los pacientes con discapacidad, y cómo deben tratarse sanitariamente estas diferencias.


LOS MÉDICOS DE FAMILIA Y LA DISCAPACIDAD

La iniciativa de la jornada partió del conocimiento de que en algunas ocasiones, los discapacitados no están recibiendo una asistencia sanitaria en igualdad de condiciones respecto al resto de ciudadanos. Algunos grupos, como las personas con discapacidad intelectual, están notablemente discriminados por nuestro sistema sanitario y, pese a presentar más problemas de salud que la población general, acuden con menor frecuencia a los servicios sanitarios debido a la innumerable cantidad de barreras (cognitivas y actitudinales) con las que se encuentran.


Los médicos de familia, somos conscientes además, de que no conocemos suficientemente las necesidades especiales de las personas con discapacidad y necesitamos mejorar nuestras habilidades profesionales. Tal y como explicó Olga Díaz «con las personas con diversidad funcional o discapacidad intelectual se situaciones de infradiagnóstico, por una tendencia a considerar la sintomatología propia de la discapacidad sin diferenciarla de otra enfermedad».


Olga Díaz, responsable del Grupo de Trabajo de personas con discapacidad en Osatzen, olgadiazpe@yahoo.es en el transcurso de su intervención
La ponencia principal corrió a cargo del experto Ramón Novell, psiquiatra del Servicio de Psiquiatría y Discapacidad Intelectual del Instituto de Asistencia Sanitaria – Gerona – Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña y Director del INARDI (Instituto para la Atención y la Investigación en la Discapacitat Intelectual), que se brindó a acercarse hasta Vitoria para trasladarnos sus experiencias en la materia.


El experto Ramón Novell, en un momento de su intervención

También participaron Patxi Leturia, Jefe del Servicio de Inserción Social de la Diputación de Gipuzkoa; Cinzia Sannino, Médico del Centro de Atención Residencial IZA de Fundación Matía; y Alberto Merino, enfermero, Responsable de Calidad de la Fundación Uliazpi de Gipuzkoa, y otros expertos del sector.


La jornada contó con una mesa redonda muy participativa sobre los derechos  de las personas con discapacidad en la atención sanitaria y cómo podemos mejorar la relación  médico paciente y profesional de apoyo.


Así quedó constituida la mesa redonda en la que participó el presidente de Osatzen, Rafa Gracia

Se celebraron talleres prácticos sobre la relación en la consulta con personas sordas, el apoyo conductual positivo, los instrumentos de valoración y diagnóstico en la patología dual, etc. 


Rafa Martínez de la Eranueva, en uno de los talleres

Asimismo, se presentaron diversas experiencias de interés en la atención a las personas con discapacidad física, enfermedades neurológicas, daño cerebral y lesiones medulares.

Aspecto que presentaba el aula en la que tuvo lugar la sesión

LAS CONCLUSIONES


Tras las interesantes intervenciones de los distintos ponentes, las conclusiones más destacadas son las siguientes:
  • Es importante la adecuada valoración, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad mental en las personas con discapacidad, lo que se da en llamar la patología dual, que presenta excelentes resultados cuando se realiza correctamente.
  • El grupo de trabajo de OSATZEN instó a los Médicos de Atención Primaria y otros profesionales a mejorar el conocimiento sobre el tema, mejorar la  coordinación sociosanitaria  y  a las personas con discapacidad a hacer valer sus derechos tanto ante los servicios sociales como los sanitarios.