Ante las solicitudes de algun@s soci@s de un posicionamiento de la Junta Directiva de OSATZEN en lo referente a los últimos acontecimientos ocurridos en relación a nuestra Atención Primaria, queremos manifestar que: 


Nos decepcionó profundamente el artículo publicado en El Correo referente a los sueldos de los sanitarios de Osakidetza al día siguiente de la publicación en el mismo diario de la carta de una compañera desbordada. 

La publicación en ese desafortunado momento, más bien dio la impresión de querer desviar el tema o confundir a la población. 

Lo que en esa carta se refleja es la situación en la que, cada vez con más frecuencia, nos vemos inmersos l@s médic@s de familia y pediatras que trabajamos en atención primaria. Y lo que se reclama es tiempo para hacer bien nuestro trabajo, no se trata de ninguna reivindicación laboral ni salarial.

Porque, aunque no nos hubieran bajado nuestro sueldo un 5% en 2012, aunque nuestras nóminas no se hubieran congelado durante los 5 años posteriores, aunque la subida de este año se hubiera equiparado al IPC, aunque no se hubiera paralizado la carrera profesional, aunque nuestros salarios se aproximaran a los de los países de nuestro entorno, seguiríamos reclamando tiempo para hacer nuestro trabajo en unas condiciones aceptables: tiempo para atender a la población con seguridad para el paciente, con eficiencia en el uso de recursos para la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario y en unas condiciones de salud mental adecuadas para los profesionales.


En relación al tema de la vacunación: no estamos de acuerdo en que los problemas políticos y organizativos de los sistemas sanitarios se traten de desviar a la Atención Primaria para que sean sus profesionales quienes los resuelvan como manifestamos al Viceconsejero de Salud en nuestra última reunión.

Coincidimos con la Consejería de Salud en la decepción  con la sentencia y apoyamos su decisión de continuar con la vía legal para intentar la derogación del Real Decreto de Prescripción Enfermera 954/2015.  

Mientras, en lo que concierne al tema de prescripción de vacunas a la población general, dado que la planificación de la administración de  estas y sus poblaciones dianas es responsabilidad de Salud Pública, creemos que debería ser en este departamento, o bien en sus responsables, dónde se busque la solución y no delegar la prescripción en l@s médic@s de familia.

Pensamos que no se puede simplificar la prescripción en “un solo click” porque es obviar y banalizar el acto de la prescripción. Éste se enmarca en una actuación clínica e implica un conocimiento, una valoración del caso con información al paciente y el consentimiento de éste (en caso de indicación) así como la responsabilidad legal que conlleva. 

Creemos que además, supone una carga de trabajo, en unos servicios ya de por sí saturados, y que una parte de la población puede sentirse discriminada en el caso de que su facultativo no esté de acuerdo con la prescripción. 


Mantenemos nuestra actitud  para colaborar en todo proyecto y propuesta que tenga como objetivo mejorar nuestra Atención Primaria y poder dar respuesta a las necesidades de salud de nuestra población.

Por ello, hemos aceptado la invitación de la Viceconsejería de Sanidad para participar en el Comité Asesor de Atención Primaria, así como las propuestas de otras organizaciones para trabajar en grupos de reflexión y para generar propuestas dirigidas a mejorar nuestra atención primaria.


Junta Directiva de Osatzen, 6 de Octubre del 2017